EMPRESAS ORGULLOSAS

Tras el año 2005, en el que se reconoció que el matrimonio –el último de los derechos no universales de nuestro país- era constitucionalmente igualitario, que estaba al alcance de toda la ciudadanía, España se posicionó a la cabeza del mundo en cuanto a defensa de los derechos LGTBI. A la vanguardia de la defensa de la diversidad y de los derechos humanos.

Pero esta defensa legal no ha venido acompañada, necesariamente, de la defensa real. Igualdad legal, no nos cansaremos de repetirlo, no es sinónimo de igualdad real. Para conseguir esta última, que la ciudadanía al completo pueda hacer uso efectivo de todos sus derechos, incluidos los de ser, parecer y expresarse en libertad, es necesario trabajar desde todos los ángulos de la sociedad, en una misma dirección.

Por eso, el ámbito empresarial no puede permanecer al margen, porque la diversidad es riqueza. Una sociedad variada, diversa, es una sociedad más preparada para el progreso y la evolución. Una empresa que respeta, potencia y trabaja la diversidad tiene más posibilidades de crecer y posicionarse en una sociedad que es todo menos uniforme.

A nadie se le escapa que un(a) trabajador(a) que está contento con su trabajo, que no sufre ningún tipo de miedo, de inseguridad, de conflictos con sus compañero(a)s, superiores o subordinados, rendirá sin duda más que alguien que esté sometido a un estrés innecesario, que no se sienta vinculado a su puesto de trabajo o incluso que sufra acoso, malos tratos o acarree algún tipo de estigma o de miedo al mismo.

Valorar la diversidad, ofrece imagen de modernidad, de empresa que mira hacia el futuro conociendo el presente, es marca de innovación, de reflejos, de eficacia. Y para la empresa, una garantía de ausencia de conflictos.

Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos, aprobados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2011, son el estándar mundial para prevenir y eliminar el riesgo de que las actividades empresariales generen repercusiones negativas en los derechos humanos. Brindan a las empresas un marco para entender mejor las responsabilidades que les incumben en relación con los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas LGBTI La responsabilidad de respetar los derechos humanos es una norma mundial por la que se espera que se rijan todas las empresas.

La gran mayoría de los proyectos que realizamos, suponen un gasto para nuestra entidad, estos gastos los cubrimos mediante subvenciones,  voluntariado y la prestación de servicios. Al ser una entidad sin animo de lucro, nuestras cuentas están auditadas y son públicas.

Los servicios que prestamos son los siguientes:

  • Cursos, formaciones y jornadas (en la pagina de formación tienen nuestra oferta formativa).
  • Mediación por motivos de LGTBIfobia en su empresa
  • Asesoramiento, negociado e implantación de Planes LGTBI
  • Asesoramiento, negociado e implantación de Planes de Igualdad.
  • Asesoramiento, negociado e implantación de Protocolos antidiscriminatorios.
  • Asesoramiento en publicidad y comunicados empresariales.
  • Asesoramiento en responsabilidad social corporativa.
  • Confeccionado de un Código Ético LGTBI para su empresa.
  • Organización de eventos y fiestas LGTBI.

 

Los precios que aplicamos por la prestación de estos servicios se negocian atendiendo a las necesidades, posibilidades y estructura de la empresa. Todos nuestros cursos y formaciones están bonificados por la Fundación Estatal para la Formación y persiguen la excelencia empresarial y turística.

Si no quiere contratar nuestros servicios, pero quiere contribuir a mejorar la sociedad, su empresa puede realizar una donación, esta donación se englobaría dentro de la responsabilidad social corporativa de su empresa, con su correspondiente deducción en cuota en el Impuesto sobre Sociedades.

Esta prestación de servicios contribuye a que su empresa implemente los puntos 3 (Promoción del bienestar para todos en todas las edades),5 (Lograr la igualdad entre los géneros), 8 (Promover el trabajo decente) y 16 (Promoción de sociedades pacíficas e inclusivas) de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, a esto se le puede dar publicidad y ser una vía de abertura a nuevos mercados.

Esta prestación de servicios también les da derecho a publicitarse como empresa LGTBIfriendly abalada por Castelló LGTBI y a la incorporación de su empresa en nuestra página Web de empresas orgullosas.

Para más información o solicitar la impartición de alguna charla o taller escribir a empresas@castellolgtbi.es o llamar al 604258461