La AVL y el IEC añaden los términos ‘efeminat’, ‘doneta’ o ‘amanerat’ a propuesta de LGTBI Castelló (Castellón Plaza)

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”4.0.10″][et_pb_row _builder_version=”4.5.3″ _module_preset=”default”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”4.5.3″ _module_preset=”default”][et_pb_text _builder_version=”4.5.3″ _module_preset=”default” link_option_url=”https://castellonplaza.com/la-avl-y-el-iec-anaden-los-terminos-efeminat-doneta-o-amanerat-a-propuesta-del-col-lectiu-lgtbi-castello” hover_enabled=”0″ border_radii=”on|3px|3px|3px|3px” border_width_all=”1px” border_color_all=”#7cda24″ box_shadow_style=”preset5″]

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) y el Institut d´Estudis Catalans (IEC) han incorporado a sus diccionarios normativos nuevos términos y definiciones a propuesta del Col·lectiu LGTBI de Castelló.

Según ha explicado el vicepresidente de la AVL, Rafael Ramos, la incorporación de los nuevos términos tiene su origen en una mesa redonda que organizó el Col·lectiu LGTBI de Castelló, en la que invitó a ambas instituciones académicas, “para ver si era posible tener en cuenta muchos términos que ellos utilizaban de manera habitual, pero que la sociedad desconoce completamente porque son cosas muy específicas”, ha dicho.

“Nosotros, como personas vinculadas a la lengua, no conocíamos algunos de los términos que nos nombraban, porque lo que intentaban era reflejar situaciones particulares y que ellos vivían, y nos pasaron una lista de palabras para que las estudiáramos y, si lo considerábamos oportuno, las introdujésemos en nuestros diccionarios”, ha añadido.

Según ha indicado Ramos, es una tarea que han llevado a cabo las dos instituciones académicas, colaborando. “Es importante que las palabras que se han introducido podrán ser consultadas por cualquier niño en el ámbito escolar, y la modificación de algunas de las acepciones que tenían algunas palabras comportará un aprendizaje y respeto hacia el colectivo del LGTBI”, ha apuntado.

Así, ha destacado que se han introducido marcas indicando si una palabra tiene un uso peyorativo o no, y palabras como ‘efeminat’, ‘doneta’ o ‘amanerat’ “se han definido partiendo de una concepción totalmente respetuosas hacia las personas que representan esta manera de ser”.

Así, Ramos, que ha recordado que la AVL ya tenía algunas palabras introducidas en su portal terminológico, ha señalado que ambas instituciones académicas han introducido en sus diccionarios entre 10 y 15 palabras, y en otras quince se han hecho modificaciones.

Material consultado

“El material pasado por el LGTBI ha tenido que ser consultado con otros centros y especialistas en sexología porque, partiendo de una definición que es más o menos sensible al colectivo, hemos de confirmar que eso es así”, ha resaltado. Según Ramos, ambas instituciones académicas “han hecho un servicio público que contribuye a una sociedad más normal y respetuosa”.

Por su parte, el representante de la delegación del Castellón del IEC, Vicent Pitarch, ha puesto de relieve la trascendencia de introducir las palabras del LGTBI en los diccionarios “porque significa una cierta ruptura en los esquemas ideológicos de la sociedad”.

Ha indicado que el proceso ha durado año y medio, “aunque las cosas se han de hacer con todo el rigor posible”. Además de la terminología introducida, “es más interesante todavía la revisión a fondo que se ha hecho de toda la terminología tradicional”, ha añadido.

Jordi Pilar, secretario de Organización del Col·lectiu LGTBI de Castelló, ha señalado que las personas del LGTBI han estado “históricamente discriminadas”, pues -ha explicado- durante mucho tiempo han sido categorizadas como “de segunda o de tercera, el desperdicio de esta sociedad”. Sin embargo, ha recordado que hace unos años que el colectivo está consiguiendo una serie de derechos, “pero los mismos pocas veces se reflejan”.

No obstante, -ha añadido- “una de las cosas en que se han reflejado ha sido en el hecho de que dos academias de una lengua han cogido las palabras y les han dado un significado que nos parece bien, pues por ejemplo, definir bisexualidad como hermafrodita era un aberración”. Ahora -ha subrayado- “cualquier niño puede coger un diccionario y saber lo que es, no como en otras lenguas como el castellano”.

“Lo que se ha hecho es un hecho mundial, que nunca se había producido, es decir coger las palabras que defienen al LGTBI”, ha manifestado Jordi Pilar, quien considera que las leyes LGTBI de la Comunitat Valenciana, Cataluña e Islas Baleares son “de las más modernas del mundo”, y ha aprovechado para reclamar al Estado la aprobación de la ley LGTBI estatal.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *