VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.20.2″]

¿QUE ES EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO?

 

El virus del papiloma humano (VPH) pertenece a un grupo de virus que infectan la piel y las mucosas. La mayoría pueden producir lesiones benignas, como verrugas cutáneas y verrugas genitales y, con menor frecuencia lesiones malignas, como algunos tipos de cáncer (cáncer de cuello uterino o cérvix, de pene, de vulva o de ano). Hay más de cien tipos de VPH. Una persona se puede contagiar con más de un tipo diferente de VPH.

Los tipos de VPH que infectan la región anogenital se transmiten mediante las relaciones sexuales: algunos de ellos causan verrugas genitales o condilomas y otros pueden provocar cáncer de cuello uterino, de vulva, de pene o de ano. En otra ficha hablamos ampliamente sobre los condilomas o verrugas genitales.

Los tipos de VPH que pueden causar cáncer pueden, inicialmente, no dar ningún síntoma ni provocar ninguna lesión aparente. Así, por ejemplo, las lesiones iniciales causadas en el cuello del útero sólo se pueden detectar mediante pruebas específicas (prueba de Papanicolaou o citología cervicovaginal). La infección por el VPH del cuello uterino en la mujer puede llegar a ser grave y, por tanto, se debe diagnosticar y tratar lo antes posible para evitar que evolucione y se convierta en un cáncer de cuello uterino.

LA INFECCIÓN POR EL VPH PUEDE AFECTAR A CUALQUIER PERSONA SEXUALMENTE ACTIVA, AUNQUE SUELE SER MÁS FRECUENTE EN PERSONAS JÓVENES.

 

¿COMO SE TRANSMITE?

 

En la mayoría de los casos, la transmisión se produce durante las relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) no protegidas, con o sin penetración. El contacto directo (piel a piel) es la forma más eficaz de transmisión. Este virus no se transmite por los fluidos como la sangre o el semen. El riesgo de infectarse aumenta si:

  • Se inician las relaciones sexuales a edades tempranas (antes de los diecisiete años).
  • Se han tenido relaciones sexuales con varias personas.
  • Un miembro de la pareja ha tenido parejas sexuales múltiples.
  • No se utiliza sistemáticamente el preservativo durante las relaciones sexuales.

 

IMPORTANTE: Cualquier persona que esté infectada puede transmitir el virus.

 La transmisión vertical (de madre a hijo durante el parto) ES POCO FRECUENTE y sólo en muy pocos casos el contacto con el virus provocará que la criatura presente verrugas o condilomas.

 

MANIFESTACIONES DE LA INFECCIÓN POR EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

 

La mayoría de las veces la infección por el VPH no produce ningún síntoma ni molestia y la persona no es consciente de que padece esta infección, sin embargo, la puede transmitir a otras personas.

Algunos VPH producen verrugas genitales y otros pueden llegar a producir cáncer de cuello uterino o, con menos frecuencia, cáncer en otras localizaciones. De todos modos, más del 90% de las infecciones se curan de manera espontánea sin hacer ningún tratamiento.

 

¿COMO SE PUEDE SABER SI SE TIENE?

 

La citología cervicovaginal o test de Papanicolau permite detectar e identificar cambios anormales en las células del cuello del útero producidas por el VPH antes de que se pueda desarrollar un cáncer. La prueba se realiza rápidamente y se toma una muestra de las células de la pared del cuello del útero con una pequeña espátula a través de la vagina, sin dolor y sin causar molestias.

Actualmente, se recomienda hacer periódicamente la citología cervicovaginal a las mujeres de entre 25 y 65 años que sean sexualmente activas, y también a las mujeres que presentan infección por el VIH, dado que tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer genital.

 

¿SE PUEDE CURAR LA INFECCIÓN POR EL VPH?

 

No hay tratamiento para eliminar el virus, pero sí contra las enfermedades que puede producir. Más del 90% de las personas infectadas por el VPH se curan de manera espontánea.

 

VACUNACIÓN

 

La vacuna contra el VPH protege contra las infecciones del virus que causan el 70% de los cánceres de cérvix (tipos 16 y 18) y el 90% de las verrugas genitales (tipos 6 y 11). En nuestro país hay dos vacunas disponibles. Las vacunas también incrementan la protección global contra el cáncer de cérvix.

IMPORTANTE: Para que la vacuna sea efectiva se recomienda administrarla a las chicas antes de iniciar las relaciones sexuales. La vacuna no es efectiva contra los tipos de VPH de los que ya se está infectado.

Como cualquier otra vacuna puede producir molestias locales en el lugar de administración y/o malestar general (fiebre moderada, dolor de cabeza o desmayos) en algún caso. No se han observado efectos adversos importantes.

 

 Si tienes dudas o piensas que tu forma de actuar te pone en riesgo de infectarte, puedes llamar al teléfono 900 111 000, gratuito y atendido 24h todos los días de la semana o dirigirte al profesional médico o de enfermería de tu centro de salud.

También puedes contactar con las personas que realizamos asesoramiento en salud sexual a través del teléfono/whatsapp 644013153, escribiendo a salut@castellolgtbi.es o usando el chat que tenemos en esta web. Verás que también tenemos perfiles creados en algunas aplicaciones de contactos.

 

 

 

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *