El Periódico Mediterráneo

Aurora Martínez, vocal de Castelló LGTBI

Según la Comisión Europea de Viajes, la entidad que integra a las oficinas nacionales de turismo de 33 países, los viajeros LGBTI de Brasil, China, Japón, Rusia y EEUU valoran España por su calidad de vida, experiencia vacacional y festivales.

España lidera la lista de países mejor posicionados, seguida de Alemania y Holanda, no solo por sus atractivos turísticos como el paisaje, la gastronomía, el clima, etc., sino también por el calor humano de sus gentes y su actitud hacia este colectivo. La industria turística europea debe mantener su compromiso con los valores europeos de libertad.

Fomentar además la inclusión del colectivo LGBTI supone una oportunidad para el crecimiento económico de los destinos. Los destinos españoles han estado promocionándose en el mercado LGBTI desde hace tiempo, mientras que otros competidores, sobre todo del Mediterráneo, apenas están presentes. España fue uno de los primeros países de Europa en aprobar el matrimonio de parejas del mismo sexo, así que hace tiempo caló esa idea de España como un país abierto a este público.

Sin embargo, ser primeros en el ranking no basta. España también tiene que mejorar sus estrategias de promoción hacia los GBTI. Por ejemplo, es necesario poner en valor las actividades y ayudar al visitante a participar en ellas, suministrando información, elaborando contenidos, etc, con suficiente antelación. Agentes de viajes de Japón y China han manifestado que les falta muchísima información, en idiomas nacionales e inglés, sobre España como destino LGBTI.

Se sabe por experiencia que la gente viene al Orgullo para conocer más a fondo todo el país. ¿España? Sí.