El Periódico Mediterráneo

Aurora Martínez, vocal de Castelló LGTBI

Las escuelas estatales escocesas serán las primeras del mundo en enseñar temas sobre LGBTI. Los activistas dijeron que había poca comprensión en las escuelas existiendo prejuicios contra las personas LGBTI. A todos los alumnos de las escuelas estatales de Escocia se les debe enseñar sobre los prejuicios contra los homosexuales y los problemas a los que se enfrenta la comunidad LGBTI.

Escocia se convertirá en el primer país del mundo en asegurar que su sistema de educación reconozca oficialmente a las lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales, han anunciado los ministros. El gobierno escocés ha adoptado 33 recomendaciones elaboradas por Time for Inclusive Education (TIE), un grupo de campaña, para integrar los derechos LGBTI en el currículo escolar nacional. Los activistas por la igualdad calificaron el movimiento como una «victoria monumental» y dijeron que el «legado destructivo» de la Sección 28 había finalizado. La legislación, introducida en 1988, prohibió a las autoridades locales del Reino Unido promover la homosexualidad, pero fue derogada en Escocia hace casi 20 años.

Una organización cristiana afirmó que los niños de familias cristianas practicantes recibirían una doble presión, por así llamarlo, una por parte del sistema educativo y por otra de las propias ideas religiosas en el seno de la familia. Siendo la educación en Escocia laica, los responsables del programa pedadógico argumentan que ignorar un tema tan importante en la sociedad actual, dentro del conjunto de la educación de los niños y jóvenes, sería una aberración, ya que el conocimiento da acceso a la comprensión, tolerancia y convivencia con un sector de la población, cada vez más numeroso, por la propia a aceptación de su condición LGTBI.