El Periódico Mediterráneo

Aurora Martínez, vocal de Castelló LGTBI

La India despenaliza la homosexualidad, una decisión histórica. Los jueces del Tribunal Supremo de Delhi han declarado ilegal un antiguo artículo del código penal sobre «el sexo contra la naturaleza». Autorizada solo en 2009 y luego prohibida nuevamente en 2013, la homosexualidad fue despenalizada en la India el pasado jueves, una decisión histórica para la segunda nación más poblada del planeta. Los jueces de la Corte Suprema de Delhi dictaminaron que la sección 377 del Código Penal de Columbia Británica (antigua ley del imperio británico, 1889), que condena el sexo entre personas del mismo sexo como «sexo contra la naturaleza», es ilegal.

«La ley se ha convertido en un arma de hostigamiento contra la comunidad LGBTI», dijo Dipak Misra, presidente de la Corte Suprema. El máximo órgano judicial del país había escuchado en julio los argumentos de los demandantes homosexuales, incluidas varias celebridades, que clamaban que el artículo era contrario a la constitución india.

Las imágenes emitidas en la televisión india mostraron a los activistas de la causa homosexual, derramando lágrimas de alegría y abrazándose los unos a los otros durante la lectura del histórico juicio.

La sociedad india es conservadora. El 70% de la población india es rural. Que el país sea gobernado desde mayo de 2014 por los nacionalistas hindúes, muy conservadores en cuanto a los temas de la sociedad, hace que el tema siga siendo extremadamente sensible. El Gobierno de Narendra Modi había decidido no adoptar una postura sobre este asunto y dejó la despenalización de la homosexualidad en manos de la justicia.

La homosexualidad todavía está criminalizada en 71 países del mundo, según un recuento de la Asociación Internacional de LGTBI.