El Periódico Mediterráneo

Aurora Martínez, vocal de Castelló LGTBI

Ayer viernes se celebró el Día Internacional de la Lucha contra la infección del Sida. Desde la detección de la epidemia, 76,1 millones de personas se han visto infectadas y aunque la investigación sobre el origen, desarrollo y tratamiento adecuado de la misma, ha sido frenética, todavía hoy y a pesar de haber frenado el desenlace vertiginoso al inicio de su evolución viral en el mundo, la realidad es que el VIH que así se llama al virus que provoca el sida, sigue estando presente en nuestra sociedad.

Los medios médicos con los que se cuenta en la actualidad son muy avanzados y podemos afirmar que el porcentaje de resultados positivos sigue en aumento, si bien hay una serie de consideraciones sobre las cuales, todos, como miembros de una sociedad implicada, debemos meditar y, según los casos, actuar. En los países desarrollados y a pesar de lo avanzados que están la investigación, la prevención y el diagnóstico o detección del mal, las estadísticas muestran que los resultados todavía no son los esperados o al menos, los deseados. Si esto ocurre en estas sociedades, piensen que otras, con muchos menos medios, se encuentran como nosotros hace 20 años.

Según ha hecho público el Grupo de Estudio del Sida (GESIDA), los objetivos marcados por la OMS (Organización Mundial para la Salud) en cuanto a la detección del sida, no se alcanzarán en el año 2020 si no se producen avances en el diagnóstico y tratamiento precoz de la infección.

Según declaraciones de especialistas en la prevención del sida, hay pocos libros adecuados sobre la enfermedad que se publiquen en español, todo lo contrario que en inglés, por lo que la difusión de la información es limitada. No hay que bajar la guardia. Informar y llegar a tiempo es esencial.